INFORMACIÓN | 07-05-2019

Siete instituciones solidarias recibieron el 25% de lo recaudado por la Liga de Baby Fútbol mediante el estacionamiento del Festival

Por segundo año consecutivo, el intendente Martín Gill entregó esta mañana aportes a siete comedores, merenderos e instituciones solidarias. Los cheques, por 58.000 pesos cada uno, son fruto de lo recaudado por la Liga de Baby Fútbol en el estacionamiento de vehículos del Recorrido Peñero y Festival Internacional de Peñas.

Villa María: Siete instituciones solidarias recibieron el 25% de lo recaudado por la Liga de Baby Fútbol mediante el estacionamiento del Festival

“Hace dos años, nos plantemos que el 100% de lo recaudado en el estacionamiento del Festival debía tener un destino social, y la Liga planteó que el 25% que el municipio dejaba de percibir debía ir a otras instituciones”, explicó el titular del Ejecutivo municipal previo a la entrega de los aportes.

 

El intendente también valoró la “función social silenciosa de una red de contención que ha visto crecer la demanda y que no solo se ocupa de la alimentación, sino de lo deportivo, lo recreativo, el apoyo escolar”. En similar sentido, afirmó: “En épocas de crisis, no bajamos los brazos y nos ingeniamos entre todos para salir adelante, porque la solidaridad de la gente surge de forma proporcional a la demanda de atención”.

 

También puso el acento en la importancia de fortalecer eventos que, como el Festival Internacional de Peñas, generan que instituciones, ONGs, comercios y entidades solidarias puedan contar con un ingreso extraordinario.

 

El secretario de Gobierno y Vinculación Comunitaria, Rafael Sachetto, destacó además que los clubes de la Liga de Baby Fútbol “encuentran la forma de continuar con una dinámica que contiene a 1.600 niños de la ciudad”. Esta entidad se encarga desde hace dos años de realizar el cobro del estacionamiento durante las jornadas festivaleras, y como contrapartida recibe el 75% de la recaudación.

 

Los beneficiarios

 

Antes de recibir los aportes, algunos de los representantes de las instituciones beneficiarias contaron sobre la situación que atraviesan diariamente y el destino que piensan darle a los fondos. Todos remarcaron que la demanda creció significativamente en los últimos meses.

 

Nancy Quevedo, que atiende el merendero Potrerito de Malvina, en barrio Las Acacias, indicó que brindan la merienda a una cantidad de niños, niñas y adolescentes que varía entre 70 y 90 personas. “Estamos muy agradecidos porque usted nos escuchó, nos fue a ver y está presente junto a su equipo”, le señaló a Gill.

 

La totalidad de los presentes puso énfasis en el incremento de los pedidos de vecinos que requieren ayuda para alimentar a sus hijos, situación que se acentuó significativamente.

 

Las instituciones que recibieron aportes son Iglesia Evangélica Mi Amigo Jesús, Comedor Caritas Felices, Iglesia Pan de Vida, Copa de Leche Arco Iris, Copa de Leche Protegidos por María, Merendero Potrerito de Malvina e Iglesia Cumbre Mundial de los Milagros.



Consultas