INFORMACIÓN | 15-05-2019

El intendente Martín Gill acompañó al último niño que restaba inmunizar para alcanzar el 100% de pequeños vacunados al ingreso escolar

La meta de vacunación anunciada hace dos semanas por el intendente Martín Gill fue superada ayer con la inmunización del último niño que asiste a escuelas de la ciudad y que no contaba aún con su calendario completo.

Villa María: El intendente Martín Gill acompañó al último niño que restaba inmunizar para alcanzar el 100% de pequeños vacunados al ingreso escolar

Precisamente, fue el propio titular del Ejecutivo municipal el encargado de darle al pequeño las gotas de la vacuna Sabin, que se otorga por vía oral. Además, el niño recibió las dosis de triple bacteriana y de triple viral, que cubren las enfermedades más comunes de la infancia.

 

El secretario de Salud del municipio, Humberto Jure, destacó que la meta del 100% se logra por primera vez en el mes de mayo, por lo que el objetivo para el año 2020 será llegar al 95% del universo de chicos vacunados al finalizar el mes de marzo, porcentaje que se logró este año al cierre del mes de abril.

 

“El ingreso escolar es el momento en que el niño sale de la casa y se contacta con toda una comunidad nueva. Entonces la propuesta de la Organización Mundial de la Salud es que los chicos estén vacunados antes del ingreso, o en las primeras semanas”, explicó el funcionario, que destacó además que la vacunación debe ser completa y oportuna, es decir, en el momento recomendado por el calendario oficial.

 

Trabajo de meses

 

Para alcanzar la meta inicial del 95% de pequeños inmunizados, y ampliarla ahora al 100%, el trabajo inició en enero, con la realización de fichas de salud escolares en cada Centro de Atención Primaria de la Salud. Al acercarse los papás con los niños y niñas, se realizaba la vacunación correspondiente y oportuna.

 

De esta manera, se logró proteger a aproximadamente el 45% de los ingresantes de nivel primario antes del inicio de clases.

 

El siguiente paso fue organizar jornadas de vacunación en cada uno de los 29 establecimientos educativos urbanos y rurales. De esta manera, se alcanzó la meta del 95%, que es la recomendada por los organismos internacionales de salud.

 

Ese fue el objetivo alcanzado a finales de abril, cuando Gill anunció que de un universo de 1.676 alumnos, habían sido vacunados 1.608, es decir, el 95,94%. Con los 68 restantes se inició un proceso de búsqueda en el que colaboraron el personal sanitario del municipio, la Secretaría de Salud y las propias escuelas.

 

Así, en las últimas dos semanas se habló con los papás de cada uno de estos niños y niñas, y todos fueron inmunizados, a excepción de un caso en el que el pequeño está bajo tratamiento médico por una enfermedad que afecta sus defensas, por lo que no es aconsejable que reciba las vacunas. Sin embargo, al estar inmunizados todos sus compañeros, él está protegido contra estas enfermedades por el denominado “efecto rebaño”



Consultas