INFORMACIÓN | 01-07-2019

Consolidado como un espacio de rehabilitación para personas ciegas y disminuidas visuales, el Centro Elissalde celebró su 20° aniversario

En un emotivo acto, la comunidad del Centro de Rehabilitación Enrique Elissalde celebró el vigésimo aniversario de esa institución que surgió como un espacio de contención y acompañamiento para personas ciegas y disminuidas visuales de Villa María y la región.

Villa María: Consolidado como un espacio de rehabilitación para personas ciegas y disminuidas visuales, el Centro Elissalde celebró su 20° aniversario

Hoy, primer día del mes de julio y recordando el hito de creación, fue una oportunidad para recordar y hacer una revisión histórica de distintos hechos, conformando así la línea de tiempo que trae al presente, con una sede en la que se desarrollan talleres, se comparten experiencias y también toman forma allí propuestas para comunicar y difundir mensajes de sensibilización.

 

“Está en la misión de esta institución trabajar por una vida plena de personas con discapacidad visual, en la que puedan lograr una mayor autonomía y el acceso a la cultura, educación, salud, el trabajo. Eso es inclusión”, destacó el intendente Martín Gill.

 

Veinte años atrás, un día como hoy, se creaba el Centro Elissalde, pero su actividad comenzó antes. Y parte de esa historia es la que rescató en su discurso la directora de Discapacidad, Verónica Chavero. La primera referencia fue para el grupo de adultos que, en 1994, propuso a la Biblioteca Mariano Moreno –que por ese entonces estaba en la sede del Concejo Deliberante- comenzar con distintas actividades para personas ciegas. Así iniciaron tareas de cepillería, escobería y manualidades, trasladándose luego con el espacio bibliotecario a la sede que funcionó en calle Santiago del Estero.

 

Parte del trabajo que realiza actualmente el Elissalde puede verse por estos días en el hall de la Biblioteca y Medioteca, emplazada ahora en el Parque de la Vida. El pasado miércoles, abrió la muestra de materiales adaptados: un recorrido por diferentes objetos que han sido adecuados para ciegos y disminuidos visuales y los ayudan a una vida más autónoma en diversas dimensiones de su cotidianeidad. Por ejemplo, aplicaciones de celular para leer menúes accesibles con código QR, relojes parlantes, juegos de mesa, cómo es el proceso de identificar prendas o usar contrastes de color para el momento de las comidas, entre otros.

 

Durante el acto que se realizó esta mañana sobre una de las manos de bulevar Sarmiento frente al edificio de la institución, Gill descubrió una placa conmemorativa por el aniversario y luego llegó el momento musical con Darío Lazarte y Lucas Belbruno.



Consultas