INFORMACIÓN | 28-11-2019

En una charla informativa, el municipio dio a conocer los alcances de la Escuela Pública de Conductores ante instituciones barriales

Con la finalidad de difundir en la comunidad los contenidos del decreto que reglamenta el funcionamiento de la Escuela Pública de Conductores, se llevó a cabo una charla informativa con representantes de centros vecinales, cooperativas e instituciones barriales.

Villa María: En una charla informativa, el municipio dio a conocer los alcances de la Escuela Pública de Conductores ante instituciones barriales

La actividad tuvo lugar en el Parlamento de los Niños del Centro Cultural Comunitario Leonardo Favio, donde el secretario de Gobierno y Vinculación Comunitaria, Rafael Sachetto, explicó los alcances del decreto del Ejecutivo municipal, donde se detalla la instrumentación de esta nueva institución municipal.

 

El objetivo de la Escuela Pública de Conductores es capacitar a la población en general en materia de tránsito, acerca de la correcta conducción, la legislación en vigencia y la documentación que deben presentar los conductores.

 

Los presentes pudieron conocer además los alcances de las sanciones de inhabilitación que puede imponer la Justicia Municipal de Faltas, que conlleva la obligación de cumplimentar el cursado de módulos de reeducación. En algunos casos, de acuerdo al tiempo que dure la inhabilitación determinada por la gravedad de la falta, también se establece la obligatoriedad de realizar trabajo comunitario.

 

Tres esferas de injerencia

 

Se trata de un programa municipal que establece tres grandes esferas de injerencia, de acuerdo a lo reglamentado por el decreto 890/2019. La primera de ellas, dirigida a la comunidad en general, es la capacitación en general, con el objetivo de educar y concientizar a los conductores puntualmente sobre la documentación necesaria para circular y los elementos de seguridad que debe tener el vehículo.

 

En segundo lugar, tendrá entre sus responsabilidades las capacitaciones para conductores que han infraccionado y que han recibido como pena accesoria la inhabilitación para manejar durante un máximo de 15 días. En esos casos, el propósito de la capacitación obligatoria y determinada por la Justicia de Faltas, es la reeducación del conductor. Serán cuatro módulos de asistencia obligatoria: prevención, educación y concientización; educación vial; y legal.

 

Una vez finalizados los módulos, se librará un certificado valedero para el reintegro de la licencia tras el período de inhabilitación.

 

Por último, en la esfera de la Escuela Pública de Conductores estará la coordinación de las acciones de trabajo social comunitario que los infractores deberán cumplir en casos graves y siempre por determinación de los juzgados en la materia. Estas tareas se realizarán en compañía de inspectores municipales del área de Seguridad Ciudadana.



Consultas