OBRAS | 09-06-2018

Respetando el orden del listado de suplentes, 14 casas del plan de barrio Evita tendrán nuevos adjudicatarios

El intendente Martín Gill recorrió este mediodía la obra de las 47 viviendas que se construyen en barrio Evita, junto a las familias que habían resultado beneficiarias en el sorteo del plan.

Villa María: Respetando el orden del listado de suplentes, 14 casas del plan de barrio Evita tendrán nuevos adjudicatarios

En dos manzanas del sector, se están levantando las últimas 47 unidades que, una vez finalizadas, completarán las 250 viviendas. Allí, los trabajos avanzan en el levantamiento de las paredes de más de una veintena de casas -muchas hasta la altura del techo-, mientras que ya están terminadas las plateas y las conexiones del número total de esta etapa.

 

En el obrador, y luego de observar la marcha de la obra con las familias, el titular del Ejecutivo dialogó con la prensa. “Dentro del listado original, hay familias que han renunciado o ya pudieron hacer o acceder a su vivienda, por lo que hay 14 viviendas que serán nuevamente adjudicadas entre el listado de suplentes, que fue confeccionado por escribano público durante el sorteo inicial de las 250”, adelantó.

 

Indicó que de las 47 familias que habían resultado adjudicadas en el sorteo que se hizo en 2010, muchas resolvieron en este tiempo su situación habitacional. En ese marco, se designaron 6 unidades a grupos familiares que tienen a una persona con discapacidad en su seno y estaban en el listado.

 

Gill explicó que en el transcurso de la semana próxima, desde el Instituto Municipal de la Vivienda se irá convocando, por orden de sorteo, a las personas de la lista suplente, quienes deberán acreditar que no son propietarias de una vivienda para poder acceder a la misma.

 

“Queremos cumplimentar este programa que tiene a varias familias esperando hace mucho tiempo”, señaló, y contó que el recorrido fue una posibilidad para ver el avance, informar le cronograma y los tiempos estimados, y explicar la fuente de financiamiento, ya que las unidades se construyen con el aporte conjunto de la Nación y el municipio. A la tipología base la aporta el Estado nacional, y la infraestructura complementaria, como un dormitorio más, el municipal.

 

“También hablamos de la responsabilidad en el pago de las cuotas de la vivienda, porque el aporte crea una cadena solidaria que permite dar respuesta a familias que se encuentran en una situación similar, y es importante que esa cadena social no se transforme en una situación injusta”, concluyó.

 

Mesa de trabajo con las familias autoconvocadas

 

Por otra parte, el municipio arribó a un acuerdo con las familias que se habían autoconvocado y estaban acampando en la Plaza Independencia.

 

Luego de las reuniones mantenidas en todo este tiempo, se formó una mesa de trabajo y se firmó un acuerdo para trabajar de manera coordinada, en los programas y herramientas con que cuenta el municipio para generar condiciones de solución al problema habitacional, no sólo de éstas 40 familias, sino de todas las que se encuentran en el registro.

 

Desde la semana próxima se iniciarán los encuentros en el marco de la comisión, que estará integrada por las familias mencionadas, y por el Instituto Municipal de la Vivienda, Inclusión Social y Familia, Asesoría Letrada, Auditoría General y Asociación Permanente por los Derechos Humanos.

 

“Esta es una propuesta superadora que se llevará adelante, no con la entrega de un terreno, sino con el trabajo coordinado entre los ciudadanos y el Estado”, explicó el asesor letrado del municipio, Eduardo Luis Rodríguez.



Consultas