INCLUSIÓN | 30-06-2018

El Centro Elissalde cumple 19 años y lo festejó con una función de Teatro Ciego

De a poco, rehabilitandos del espacio de bulevar Sarmiento fueron llegando al teatro ubicado en José Ingenieros y Salta con sus familias. En sus manos, las invitaciones especiales con un diseño que permite su lectura en Braille. Con una función especial, el Centro de Rehabilitación Enrique Elissalde celebró sus 19 años de vida, desde que iniciara su trabajo en la comunidad el 1 de julio de 1999.

Villa María: El Centro Elissalde cumple 19 años y lo festejó con una función de Teatro Ciego

La propuesta para los festejos fue una función de la compañía de Teatro Ciego, que puso en escena la obra “Un viaje a ciegas”. Se trata de una puesta musical y teatral ambientada en un bar de la Buenos Aires de la década del 40, donde los personajes cuentan historias de amor mientras esperan la llegada de una cantante.

 

La diferencia del teatro ciego es que allí la vista no es utilizada por los espectadores, que siguen el hilo narrativo por los sentidos del oído, el olfato, el gusto y el tacto. Anoche, la propuesta incluyó escenarios vivificados a través de lo sensorial, tales como África y Brasil.

 

En la elección de esta forma de celebración, está el objetivo de que la treintena de personas que concurren diariamente al Centro Elissalde, junto a sus familias, pudieran vivenciar a otras personas con su misma discapacidad en una experiencia muy rica desde el punto de vista artístico.

 

Concurrieron los rehabilitandos con sus familias, el personal que se desempeña en la institución y los profesionales y trabajadores de otras entidades que colaboran con la labor del Centro que funciona bajo la órbita de la Secretaría de Inclusión Social y Familia.

 

Por otra parte, es importante recordar que en el inmueble de bulevar Sarmiento –que fue acondicionado hace poco más de un año- se desarrollan diariamente diferentes propuestas de talleres que se dictan desde febrero a diciembre. Memoria, orientación y movilidad, música, difusión, literatura, ajedrez, reflexión, macramé, Braille, gimnasia, mecanografía y computación son algunas de las posibilidades que se ofrecen a las personas con ceguera o disminución visual.



Consultas