SALUD | 21-09-2017

Cuatro hermanas clarisas capuchinas ya están instaladas en el Hogar de Ancianos para brindar asistencia a los residentes

Hermanas de la congregación de Clarisas Capuchinas están, desde esta semana, brindando apoyo espiritual en el Hogar de Ancianos Roberto Velo de Ípola, tras la firma del convenio que brinda un marco legal a la colaboración que prestan las monjas.

Villa María: Cuatro hermanas clarisas capuchinas ya están instaladas en el Hogar de Ancianos para brindar asistencia a los residentes

Hermanas de la congregación de Clarisas Capuchinas están, desde esta semana, brindando apoyo espiritual en el Hogar de Ancianos Roberto Velo de Ípola, tras la firma del convenio que brinda un marco legal a la colaboración que prestan las monjas.

La presencia de la congregación en el espacio dependiente del área de Salud municipal fue anunciada por el intendente Martín Gill durante los actos por el aniversario de la institución. Días atrás fue firmado el convenio que brinda un marco legal al trabajo de las hermanas.

El secretario de Salud, Humberto Jure, precisó que, de acuerdo con la política de gestión integral en el área, se han incorporado cuatro monjas para ayudar en las actividades de cuidados de los residentes del Hogar. “En principio están trabajando toda la dimensión espiritual del adulto mayor y se han sumado activamente a las propuestas de promoción y prevención sanitaria”, explicó.

Las hermanas están instaladas en los departamentos recientemente refaccionados, desarrollando allí un trabajo vinculado a la asistencia para el bienestar espiritual de los adultos mayores. Precisamente, esa es la vocación de la congregación, por lo que su aporte resulta valioso y experimentado.

Las Clarisas Capuchinas desarrollan una importante tarea en la provincia de La Pampa, en la localidad de Jacinto Aráuz. Su trabajo y vocación está vinculada con su inspiración en Santa Clara y en San Francisco.

Jure indicó que las hermanas “colaborarán con las necesidades que la Dirección del Hogar vaya marcando, sobre todo en lo referente al seguimiento personalizado, al acompañamiento de cada uno de los internos en su situación familiar y espiritual”.

El convenio fue refrendado por el intendente, representantes de la orden y el obispo Samuel Jofré Giraudo, con el acompañamiento de Jure.



Consultas